lunes, 7 de mayo de 2012

Síndrome Post-Feria

Un año más sobrevivimos a la Feria, y en esta edición con más motivo que nunca, pues los cielos se abrieron en una catarata de lluvia, que en el jardín se transformó en barro, que logró convertir la experiencia de Iturraran en todo un programa de supervivencia. Sólo faltaban las cámaras y podíamos haber rodado el nuevo "reality" de TV: "Supervivientes: desafío en Iturraran".
Amaneció el sábado 28 diluviando, y así siguió más o menos todo el día. Comprobamos con alegría que a los locos por las plantas no hay vendaval que les detenga, y desde las 10 el desfile de paraguas fue interminable. "A mal tiempo, buena cara", nunca un refrán tuvo tanto sentido como en el finde de Feria pasada por agua de Iturraran. Ciertamente las caras eran alegres, y desde primera hora hubo mucho movimiento y, salvo excepciones, buenas ventas, y eso con una entrada de menos de la mitad de visitantes respecto al pasado año.
Cumplimos los diez añitos, y desde ya esperamos para el año que viene sol radiante para el último finde de abril...

No hay comentarios: