martes, 2 de octubre de 2012

Veranillo

Octubre con frecuencia resulta ser un mes de días soleados de lo más agradables para visitar el jardín; mañanas frescas y limpias que animan al paseo y a la contemplación de las maravillas que se abren a nuestros ojos.
Las inflorescencias de las hortensias van cobrando sus tonos otoñales, entre cobrizos, verde agua y nacarados, sobre los Schizostylis en flor, las últimas dahlias y jengibres ornamentales (Hedychium). Sobre las ramas de las camelias y las magnolias vemos ya la promesa de la floración del año próximo, aunque dentro de nada comenzarán a florecer las camelias más tempranas, como la planta del Té (Camellia sinensis) y cultivares de C. sasanqua.
Tibouchina urvilleana
Con algo de suerte podremos ver alguna ardilla, de lo más afanosa en estos días, o el escandaloso rastro de los jabalíes, auténticos "bulldozers con patas" que hozando en busca de raíces y bulbos levantan buenas extensiones de hierba para la desesperación de los jardineros. Gajes de trabajar en un Parque Natural: hay que aprender a convivir con la naturaleza.

No hay comentarios: